Fandom

Redópedia Wiki

Comentemos sin saber (?)

901páginas en
el wiki
Crear una página
Discusión0 Compartir

Comentemos sin saber (?) Editar

Por Fernando Marino

No somos técnicos – salvo cuando jugamos al Championship Manager (?) -. Pero tenemos algo de sentido común. Además, estamos en democracia (?). Con lo cual, podemos plantear la duda acerca de aquellos jugadores que son convocados a la selección.


chinogarce-nota.jpg


La Selección Argentina. Ese combinado que supo estar en la cima del mundo. Cuya camiseta ha sido usada por Diego Armando Maradona, nada más y nada menos. Por el que han pasado glorias como José Manuel Moreno, Daniel Alberto Passarella, Amadeo Carrizo, Mario Alberto Kempes, Gabriel Omar Batistuta, entre tantos otros. Y esto sin mencionar que son los colores que visten a Lionel Messi. Y ya que hablamos de la Pulga, debemos remitirnos a tiempos recientes de nuestra Selesió’.


A lo que queremos referirnos es al proceso y criterio de selección de jugadores. Es decir, buscamos hacer una descripción de la situación, condimentarla con un poquito de análisis, y dejar el tema abierto para el debate. Si bien siempre ha habido algún colado (sobre todo en épocas del doctor Bilardo), hoy ya preocupa la cosa. Desde la renuncia de Pekerman para acá, algo pasó con nuestro combinado nacional. La llegada de Basile suponía un equipo ultraofensivo, con los mejores jugadores en cancha, todos apelmazados (?) en campo rival. Bueno, eso no pasó. La cuestión es que los jugadores no rindieron, los resultados no eran los mejores, y empezaron a aparecer los manotazos de ahogado del Coco, que llegó a su último partido con Chile convocando (y llegando a poner en cancha) a José Sand. Lógicamente, después de la derrota, Basile se fue (o lo terminaron yendo), y llegó la oportunidad del más grande jugador de todos los tiempos. Para qué…


toranzo.jpg


No queremos ser duros con el Dié!, pero su ciclo debe estar entre los más flojos. En algunos aspectos, impresentable. Tranquilamente, su tramo como entrenador puede ser considerado como el inicio de la falopización (?). El prestigio de la camiseta empezaba a dar sus primeros pasos por la borda. Empezando por el Masche y Jonás + 9, pasando por la convocatoria de Diego Pozo y Ariel traemealfajores (?) Garcé (!), los histeriqueos con Bilardo, el affaire Toti Pasman. Y ni hablemos de esos híbridos que fueron las selecciones que se armaron a nivel local para enfrentar a seleccionados que se encontraban por debajo de la línea de indigencia futbolística (?): llegaron a ponerse la camiseta de la Argentina, tipos como Patricio Toranzo, la Pulga Rodríguez, Juan Pablo Pereyra, Gastón Díaz, Ismael Quilez, entre tantos otros. No nos vamos a meter en las cuestiones tácticas del trinomio Maradona/Mancuso/Enrique, pero el tema relativo a algunas convocatorias iniciaron un proceso de desprestigio que, al día de hoy, parece mantenerse vigente.


Tampoco nos vamos a hacer los boludos. No nos olvidamos que Sergio Batista fue el director técnico de la mayor. La falopización llegaba al banquillo. Un director técnico sin nigún tipo de pergaminos, al que el traje de seleccionador le quedó gigante en todo momento. Se siguió experimentando con jugadores poco probos (sobre todo, y nuevamente, del ámbito local), pero para esto, la improvisada gestión ya había hecho lo suyo: categorías juveniles infiltradas por muchachos de la generación del ’86, y hasta tipos ajenos a ella, como Walter Perazzo, que llegó a ocupar el lugar que alguna vez ocuparan Menotti y Pekerman. En fin. Por suerte, empezaron a volar algunos de estos personajes, y se le terminó abriendo una puerta a Alejandro Sabella. Un gran director técnico, en un gran momento, y con experiencia en el seleccionado (como tercero de Passarella). La verdad es que, bajo su mando, se ha visto lo mejor de Messi, se dieron algunos resultados convincentes, y hubo también actuaciones que dejaron sus dudas. Pero no estamos para hablar de ello. Un mal partido puede ocurrir. Volvamos al tema convocatorias y no convocatorias.


sergio_batista.jpg


Más allá de la mayor posta (?), bien es sabido que se mantiene la idea de ensamblar un seleccionado local que, de vez en cuando, juega algún amistoso por la región, como es el caso de esta saga de enfrentamientos contra Brasil. En este caso, se acoplan también aquellos jugadores argentinos que disputan el brasileirao. Todo con la idea de llegar con una buena base, un grupo consolidado para el Mundial del 2014. Con miras a la próxima Copa del Mundo, podemos hacer un rápido diagnóstico de situación del equipo. No parece haber muchas dudas respecto al arquero. Sí las hay en la defensa; sobre todo con los laterales, los cuales escasean de manera alarmante; respecto a los centrales, todavía no hay uno que haya llenado los zapatos de Roberto Ayala; Sabella viene probando jugadores en ese puesto, y tratando de darle continuidad a la zaga Garay-Fernández. Volantes centrales hay (y de calidad), aunque no llegan a alcanzar su potencial con la albiceleste. Respecto a los volantes por afuera, ocurre algo similar a lo que pasa con los laterales, pero es una escasez de menor magnitud; quizás los haya con buenas cualidades ofensivas, pero poco propensos al trabajo defensivo, es decir, con más ida que vuelta; el enganche murió con el retiro de Riquelme (?); y de delanteros ni hablemos: Messi, Higuaín y Agüero por sí solos ya representan abundancia. Resultado final: desequilibrio; abundancia en algunos sectores, escasez en otros. Sabella y su cuerpo técnico deberán trabajar para encontrar ese equilibrio, para hallar jugadores idóneos los cuales sean capaces de cubrir esos puestos donde no hay cantidad, ni mucho menos calidad.


Se supone que, en cuanto a “los europeos”, ya hay un séquito de jugadores que, de no ocurrir nada extraño, estarán disputando la totalidad de las eliminatorias, llegando con chances de integrar el plantel que viajará a tierras brasileñas. Ahora bien: respecto a “los locales”, la cosa viene más polémica. El Mundial es en dos años. Está claro que hay que apuntar a eso. Más claro está que hay que darle rodaje a algunos jóvenes talentos, y darle exilio a ciertos señores ya mayores (?).


arg-bra1.jpg


¿Tiene sentido convocar a Desábato, a Braña, a Somoza, a Guiñazú? Todos tienen de 31 pirulos para arriba. De más está decir, que ya han pasado su mejor momento. Al igual que Maxi Rodríguez, que sigue colgado del golazo a México en el 2006(?). Difícilmente la Fiera llegue en condiciones de pelear por un lugar en el próximo plantel mundialista. Además, desde su retorno al fútbol argentino, no ha mostrado (por ahora) un nivel que se espera de un jugador que vuelve de Europa, de competir en ligas importantes, y en edad de poder marcar diferencias en nuestro fútbol. Tampoco se entienden los llamados a Pochi Chávez y Clemente Rodríguez. El nivel que demuestran hace tiempo está muy lejos de ser el de un jugador de selección. Lo de Clemente quizás se entienda por la ausencia de laterales. Pero esa parece ser la única justificación. Y ni hablemos del caso Rogelio Funes Mori ¿Qué carajos hará ahí? Tendrá condiciones, todo lo que quieran. Pero al tipo lo putean fin de semana tras fin de semana, y lo convocan para jugar contra Brasil. No jodan. Passarella está buscando venderlo como sea.


x_sánchez_miño.jpg


Dejando las bardeadas de lado (?), caben destacar algunas convocatorias. Por un lado, las de Gino Peruzzi y Santiago Vergini; jóvenes los dos, con pocos partidos en primera demostraron muy buenas cualidades en un puesto en el que no hay jugadores. Otras para mencionar son las de Sánchez Miño, Ricardo Centurión, Lucas Mugni y Julio Buffarini; volantes por afuera, ellos; vienen confirmando hace un tiempito ya sus cualidades; algunos muy habilidosos (caso Mugni y Centurión), otros más completos (caso Sánchez Miño y Buffa), con más aptitud para el sacrificio, con más ida y vuelta, lo cual les da posibilidades de ocupar un eventual puesto como lateral. También es muy bueno saber que Lisandro López y Lucas Viatri son tenidos en cuenta; el primero, viene mostrando solidez hace un par de temporadas ya; mientras que el segundo, crack total, sólo necesita un poco de continuidad en Boca – y ver si lo dejan salir del país (?) -.


0CAEB5D4-FEF3-46C7-A19B-9C7395F288771-465x331.jpg


No nos olvidemos de algunos marginados (?). Iván Bella es uno de los que tienen muchas condiciones (además juegan en un puesto en el que no abunda). Hablando de Vélez, hay que seguir a Chucky Ferreyra; habrá que ver si vuelve a mostrar el potencial que supo vendernos en sus inicios en Banfield. Repitiendo hasta el hartazgo lo de la falta de laterales, hay un par de muchachos que, con continuidad, pueden convertirse en potenciales candidatos, debido a lo que demostraron cuando pudieron; hablamos de los Lucianos (?) Balbi y Abecasis; también está Emmanuel Más, aunque necesitaría corroborar sus cualidades en un equipo más grande. En la misma está ese buen carrilero que es Jorge Velázquez, de excelente temporada anterior en Unión, y en camino a confirmarla en Belgrano. Hay otros jugadores, algo más creciditos (?), pero que hay que tener en cuenta: Franco Jara, Mariano Echeverría y Guido Pizarro. Ni hablar de ese crack llamado Ezequiel Cirigliano, y de la última joyita xeneize: Leandro Paredes.


Como verán, todos jugadores jóvenes, con proyección, con presente y con futuro. Necesitan minutos. Hay que darles chances. Creemos que hay material suficiente como para no tener que depender de los viejos de Estudiantes recurrir a jugadores que todos sabemos que no llegarán al 2014. Es muy probable que, para ese año, varios de estos jugadores estén jugando en otras ligas, lo cual nos permitirá confirmar si se adaptan a niveles más altos de competitividad. Desde ya, bancamos el armado de un combinado local. Jugadores hay. Lo que no hay, en algunos casos, es criterio. Nada de nepotismos (?), nada de convocar a tal porque hizo 35 puntos en la fecha del Gran DT (?). Que no se rife más el prestigio ¿Se coincide, o no?

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar