Fandom

Redópedia Wiki

El fútbol las prefiere cosificadas

901páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Compartir

El fútbol las prefiere cosificadas Editar

Por Federico Mana

¿Cuál es el rol de la mujer en el fútbol argentino? Esta pregunta es la que intentaremos desarrollar a lo largo de nuestras elucubraciones, desarrollar la pregunta no así la respuesta (?), analizando algunos de los diversos estratos que confeccionan a este maravilloso deporte.


bonelli1.jpg
Seguro que la contrataron porque sabe la ley del offside…


Minimizada, subsumida, denostada, encasillada, cosificada, objetivada aparece hoy por hoy en muchas ocasiones la mujer en nuestro fútbol. Paradójicamente en un tiempo donde el discurso acerca de su rol pretende ser superador en todos los ámbitos sociales, restan aún muchos intersticios en los cuales permanecen figuras arcaizantes que pretenden eternizar significaciones que quisiéramos caducas.


El fútbol argentino (e incluso podríamos llegar afirmar el mundial) es un ámbito extremadamente machista, en donde la “superioridad” del género masculino se expone en todas sus variantes. El deporte en su rama femenil casi no es tenido en cuenta (pensemos en su nula televisación por caso), los árbitros son todos hombres y las pocas que se han atrevido a serlo cuando no fueron minimizadas por su condición de mujer, fueron enviadas a las profundidades del ascenso, allí donde la pasión roza la barbarie (?). ¿Dirigentes mujeres? Escasas y con participación minoritaria. Ni hablar de directoras técnicas, ni existen. Se tolera mucho que en las disciplinas femeninas los entrenadores sean hombres, pero no al revés ¿por qué será?


portada-mujer1.jpg
Sin repetir y sin soplar nombre al menos tres de las jugadoras que aparecen en la imagen…


Párrafo aparte merece el periodismo “especializado”. Aquí a simple vista se puede observar mayor participación de estos seres humanos en condición de femineidad (?), pero si nos detenemos a desmenuzar detalladamente este sector encontramos que no se separa de la tónica general mencionada anteriormente. Podemos destacar dos esferas principales en este turbio mundillo: los “importantes” y los de “reparto”. Los periodistas de “renombre” que son capaces de conducir un programa o encabezar un staff periodístico son sin excepción hombres, algunos con dudosa probidad para tal puesto sin duda, pero eso es discusión para otro post. Luego, en los de reparto encontramos a aquellos que acompañan, y quienes en muchas ocasiones son los que más trabajan, y aquí si encontramos algunas mujeres.


Estamos pensando en medios televisivos, no tanto en el radial o prensa escrita, aunque intuimos que no debe ser muy diferente. De tal manera cuando observamos sus participaciones en diversos programas, encontramos características similares. Secretarias, panelistas o conductoras (pero siempre acompañadas por hombres) que tienen como fin presentar cosas ya escritas, leer mensajes de televidentes, presentar el clima o dar algún que otro dato. Manifestar análisis propio casi nunca, no les pagan para que piensen (?). Podemos decir que su función es incluso hasta decorativa. Se buscan chicas jóvenes que estén lo suficientemente buenas como para no tener que prestar demasiada atención a lo que dicen. Y este es un factor de discriminación muy grande. Mientras que a los periodistas masculinos casi no se le exige buena presencia (pensemos en Recondo, Palacios, Pagani, Julio Ricardo, etc.) las mujeres tienen como obligación pertenecer a los estándares máximos de belleza instituidos para poder trabajar.


Pensemos si no cómo “sorprende” cuando de repente una de estas chicas sale con algún concepto futbolístico y la transformación que sufren las caras de los trogloditas que las acompañan como diciendo “mirá también sabe hablar”. Qué decir cuando alguna de ellas osa ocupar un lugar otorgado por derecho divino a los hombres. Pensemos en Viviana Vila… listo no pensemos más (?). Ya conocida por cubrir algunos partidos en la radio desde la cancha, irrumpió en las transmisiones de la mano de la Copa Argentina, generando un pequeño revuelo como si Funes Mori hubiera hecho dos goles en un partido. Su labor admite críticas como las de cualquier otro, pero pongámonos una mano en el corazón, y confesemos que muchas veces se le cae más fuerte por ser mujer…


lu-rubinska.jpg
¿Qué me venís a subsumir? Pelotudo (?)


Trasladándonos al plano del deporte en sí, tratemos de nombrar tres o cuatro mujeres futbolistas argentinas… Casi imposible si no se recurre a Internet o algún otro ayuda-memoria. ¿Árbitros? Salomé Di Iorio la más conocida, quien fue suceso cuando dirigió en la D Metropolitana y que llegó a los JJOO de este año, aunque se la ve muy lejos aún de poder dirigir en la máxima categoría. ¿Dirigentes? Griselda Cardozo, presidente de San Martín de Formosa gozó de algunos minutos de trascendencia gracias a que Ramón Ortíz dijo que lo acosó sexualmente, aunque no le entró por ser gorda (!). Florencia Arietto, es otra de la mujeres en el plano dirigencial que han logrado tener trascendencia en estos últimos tiempos, gracias a su labor como encargada de seguridad de Independiente en donde demostró tener el coraje necesario para enfrentar la delincuencia en forma de barrabrava y dejando como verdaderos pelotudos a esos protohombres que conducen Estudio Fútbol.


vivi-vila.jpg
Haríamos un VOT SI/VOT NO de Vivi, pero no va con el espíritu del post (?)


Trasladándonos al campo de juego, hoy por hoy pareciera que el rol de la mujer en las canchas de nuestro país es el de promotora de una marca, de porrista o como se le quiera llamar, es decir, de alguien que sólo puede darle algo al fútbol a partir de su físico y sensualidad, cumpliendo una función meramente estética, dejando las “cosas importantes” para los hombres. Recordemos también la medida que pretendió impulsar el obsoleto de Blatter cuando pidió que las mujeres que jueguen al fútbol usen ropa “más ajustada” para que el producto venda más, en otro caso de cosificación y de subsunción para con el género que nos trajo a la vida (?).


Ni hablar si nos detenemos a analizar el discurso propio del fútbol, los cánticos o las expresiones comunes en donde aquel que pierde, que se ve avergonzado por el rival, o que es inferior, absorbe en sí la metáfora de quien en una relación sexual cumple la función de la mujer. El bueno, el ganador, el grosso, el ídolo es quien penetra mientras que la otra parte es la sometida.


Sin embargo lo más paradójico de todo esto es que se juega con la ficción de que esto no es así, que es un simple juego, que la mujer está incorporada y se la respeta. Tomemos sin más la campaña de “sacale roja al maltratador”. Allí se le habló a la mujer, se la instó a decir basta, a no soportar cosas que la degraden como persona. Sí, justamente el fútbol nacional que es una usina de objetivación le pide que diga basta a los otros, pero a él no. Sostenemos que entre la violencia hacia la mujer y la reducción de esta a un mero cacho de carne hay algún punto en común. Por supuesto que no queremos afirmar que quien mira un culo está ejerciendo violencia, pero si que quien ejerce un acto violento lo que hace es tomar como objeto o cosa de su pertenencia al otro, de manera tal que se le puede hacer lo que uno quiera.


Así pues si queremos erradicar efectivamente toda violencia contra las mujeres es necesario acabar con las prácticas excluyentes y discriminadoras. Ojo, esto no significa que por ser mujer entonces tiene que estar en algún lugar sin importar sus capacidades, eso sería una vaginocracia (?), tampoco que debe haber necesariamente fútbol mixto. Lo que pedimos es que tengan las mismas oportunidades en el plano deportivo, periodístico y dirigencial y que el lugar que logren ocupar sea por sus méritos, méritos que sean medidos a su vez con la misma vara que para los hombres.


di-iorio.jpg
Sacale tarjeta roja al cosificador

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar