Fandom

Redópedia Wiki

Grandes Dinastías II

901páginas en
el wiki
Crear una página
Discusión0 Compartir

Grandes Dinastías Capítulo II: Santos de Pelé Editar

Por Pitti Severini

Un equipo que marcó época definitivamente fue el Santos de Edson Arantes do Nascimento. Intentaremos describir en un par de párrafos sus logros, sus jugadores, como jugaba y algunas curiosidades. Acompáñenos(?)


Santos 1962
Pelé fue un crack. Empecemos desde lo básico. ‘O Rei’ dominó una época liderando un equipo que volvió loco a todo el Mundo con su juego. El respeto al sistema, la disciplina sobre el campo o la coordinación de movimientos defensivos quedaban en segundo plano. Lo primero, ante todo, era el show. Ese Santos de principios de los 60 estaba construido para ello. Pelé era el mejor de un equipo repleto de talento. La calidad de jugadores como Dorval, Mengalvio, Pepe y especialmente Coutinho convirtió al equipo brasileño en el hábitat ideal para que La Perla Negra explotara sus condiciones. Pasaron muchos y muy buenos jugadores, pero ese quinteto en la delantera permaneció inalterable, y fue lo que sostuvo la leyenda del maravilloso Santos.


Pelé llegó a Vila Belmiro, en 1955 de la mano de Valdemar do Brito, ex futbolista brasileño, que les dijo a los directores que “este niño va a ser el mejor jugador de fútbol del mundo.” Lo dijo en portugués, eso si(?). Bajo la dirección de Luis Alonso Pérez, ‘Lula’, Pelé debutó con 16 años en una goleada ante el Corinthians (7-1). A los 36 minutos, metió su primer gol como jugador del Santos. Después de ese partido, el ascenso de Pelé fue rápido. En su primer partido con Santos en la temporada regular, Pelé hizo 4 goles. La próxima temporada ya sería titular y goleador máximo del campeonato Paulista con 32 goles.


Su insultante descaro y capacidad natural para meter la pelota de todos lados pusieron la atención a un equipo que comenzó a provocar admiración por donde pasara. La potente zurda de Pepe, los saltos eternos de Pelé, la inteligencia de Dorval o la profundidad de Mengalvio consiguen que el equipo de Sao Paulo adquiera repercusión a nivel internacional. Mientras, Pelé seguía aumentando su influencia en un plantel que traspasaría todas las fronteras, como nunca había pasado, con su fútbol. En 1959, el fenómeno de 19 años anota 127 goles en un solo año. Esa misma temporada marca el que, para él, fue el mejor tanto de su carrera. Será ante la Juventus en el Rua Javari de Sao Paulo. No existen documentos videográficos pero muchísimos testigos señalan que hizo 3 sombreros en el área.


Apareció en ese momento su asociación con Coutinho. El virrey se gana un puesto en el once gracias a las continuas lesiones de Pagao, apodado “pierna de cristal”, y sus ‘tabelhinas’ (paredes) con ‘O Rei’ se hacen famosas en medio mundo. De carácter extrovertido y despreocupado, Coutinho perdía la forma con facilidad pero su gran entendimiento con Pelé y su tremenda facilidad para pegarle al arco de todos los ángulos lo convierten en un pilar básico de ese Santos. Era muy similar físicamente a Pelé. De hecho, tal es el parecido con ‘O Rei, que los locutores de radio de la época le pedían que jugara con un trapo en la mano (!) para poder diferenciar a ambos en la cancha.


El Santos con Pelé ganaría todo en su país: Las Taça Brasil 61, 62, 63, 64 y 65; Taça Roberto Gomes Pedrosa en 68; los Paulistas del 58, 60, 61, 62, 64, 65, 67, 68 y 69 y además de un par de Copas Rio-Sao Paulo. Si leyeron todos los números les regalamos un fernet(?)


Con la indiscutible hegemonía en su país, el Santos se hizo un nombre a nivel internacional con la conquista de su primera Copa Libertadores, en 1962. Peñarol, campeón vigente de la Copa, fue el rival en la final. En el choque de ida, un doblete de Coutinho congeló el estadio Centenario (1-2) pero un gol del ecuatoriano Spencer en el tramo final del partido de vuelta (2-3) forzó el desempate. Pelé, ausente en ambos choques, brilla en el partido decisivo con un doblete (3-0) que da al Santos su primer título sudamericano. La Intercontinental, meses después, certificó que el equipo brasilero era el mejor equipo del mundo en ese momento. El Benfica de Eusebio fue arrollado por el Peixe, especialmente en Lisboa. Tras el 3-2 de la ida (con dos goles de Pelé), el Santos les pegó una biava bárbara en Portugal con un 0-5 que los portugueses maquillaron en el tramo final (2-5).


Nadie era capaz de hacer frente a ese despliegue ofensivo o cortar la sangría defensiva que provocaban los hombres de Lula. Una temporada después, la sensación de superioridad se mantuvo y se repitieron los títulos. En la Libertadores, Boca fue la víctima. Con una ventaja mínima en la ida (3-2), el Santos de Pelé se presenta en La Bombonera dispuesto a revalidar el título. Ni el ambiente hostil ni las patadas asesinas al comepibes ‘O Rei’ consiguieron detener al espectacular equipo brasileño. Coutinho y Pelé (1-2) acabaron con las ilusiones xeneizes.


Algo más tuvieron que sufrir para levantar su segunda Intercontinental. El Milan de Amarildo y Altafini estuvo a punto de lograr la gesta. El 4-2 de la ida permitía a los italianos soñar con la proeza, pero el Santos consiguió forzar el desempate (4-2) sin Pelé en la cancha, con una grave lesión, ya que lo re cagaban a patadas en todos los partidos. En el tercer encuentro, también sin el 10, un gol de Dalmo de penal permite a los de Lula retener el trofeo. Sirvió, además, para demostrar que aquel equipo no era Pelé y diez más.


Sin embargo, lo que parecía un reinado interminable del conjunto de Vila Belmiro se convierte en el final de una etapa. Todos querían ver a ese deslumbrante equipo que garantizaba goles y espectáculo en cada partido. El Santos de Pelé es la gran atracción del momento y el equipo recorre medio mundo disputando amistosos y torneos bien falopa. Hasta 59 países se quedan boquiabiertos con ese elenco de figuras que más que un equipo de fútbol era una versión futbolistica de los Globbertrotter. En una de sus giras estuvo 43 partidos invicto, recién fue derrotado el 10 de mayo de 1964 por Colón de Santa Fe.


Pelé Santos


“El fútbol es un juego para trabajarlo de pie”, aseguraban sus jugadores. Para demostrarlo solían efectuar apuestas entre ellos. Quien al concluir un partido mostraba su camiseta, totalmente limpia al comienzo, más embarrada o sucia, debía pagar una cena para todos por lo que muy pocas veces se los veía por el suelo a pesar que los contrarios les daban con un fierro. Previo a los partidos no extrañaba a nadie verlos fumar a los que gustaban del cigarrillo sin tratar de ocultarse, ni de los dirigentes ni del director técnico, ni a otros leyendo diarios, revistas o libros. Nadie hablaba del partido por jugarse, nadie sabía de antemano qué táctica emplearían ni el técnico pronunciaba una sola palabra sobre el tema en ese momento, quizás lo habían hecho antes pero, en el vestuario, antes del partido, nunca. ¨En la cancha cada uno verá que le deja hacer el contrario¨, era la respuesta del técnico para quien le preguntaba cuándo daría las instrucciones.


En el 69 Santos recorrio África. En Congo y Nigeria se detuvieron dos guerras civiles (no una, como se dice). Los combates en el se detuvieron durante el Tiempo en la que la Delegación Santos que visitó esa zona del continente en 1969. En menos de 10 días, el Club detuvo el conflicto entre la República del Congo y la República Democrática del Congo y la guerra de Biafra de Nigeria. Para estos paises fue tan importante la visita del Santos del Pelé a aquella tierras, que hasta detuvieron momentáneamente sus conflictos – “Para nosotros visitar ese ambiente de guerra fue extraño. Vimos un montón de guardias por las calles, la gente moría de hambre, Pero recuerde que todo el mundo estába caminando por la calle con una silla en la cabeza rumbo al estadio, porque las gradas no alcanzaban para todos. Fue una fiesta para ellos ese momento. Fue muy emocionante”. Recuerda el ex Jugador Santos Lima, en una entrevista reciente. “A pesar del Riesgo, Pelé y toda la delegación fuimos tratados como reyes”. Señaló Manoel Maria, ex puntero derecho del Peixe.


Tanto viaje pasó factura al plantel y el rendimiento del equipo comienza a bajar. Aunque el mito brasileño siguió batiendo registros y acumulando goles sin mayor problema. Deja momentos para el recuerdo como en una semifinal del torneo Paulista, donde, después de marcar tres goles, se pone el buzo de arquero (al que habían expulsado) y ataja un penal en un triunfo sobre Gremio por 4-3. O en un choque ante Botafogo en 1964, donde ‘O Rei’ marcó ocho goles.


El gran defensor argentino que jugara en el Santos, Ramos Delgado definía a Pelé en una sola palabra: ¨fenómeno¨. Ningún compañero se quejaba porque disfrutaba de privilegios, porque viajaba en clase ejecutiva en los aviones mientras el resto lo hacía en turista, ni tampoco porque él ganaba mucho más los otros. ¨¡Qué íbamos a protestar, si gracias al negro vivimos como reyes y cada fin de mes nos llenamos de guita la billetera!¨ declaraba el ex-jugador de River entre otros.


La eterna eficacia del crack brasileño sostuvo a un Santos del que Lula se despidió en el ’66, luego de que el nada camarillero de Edson le dijera a la dirigencia que si seguía el DT, él se iba al Real Madrid. El que ya no era lo mismo era Coutinho, con su pérdida de forma física constante, las lesiones y la joda su rendimiento fue en picada.


La etapa de Pelé en el Santos terminaría en el año 74, en el que fuera su primer retiro, a los 35 años. Así termina esta historia de un equipo que marcó toda una época en el mundo, antes de que Pelé sea ese personaje sumamente odiable.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar