Fandom

Redópedia Wiki

Grandes Dinastías IV

901páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Compartir

Grandes Dinastías Capítulo IV: La Década Dorada de Peñarol Editar

Por Pitti Severini

En la cuarta entrega de esta saga, vamos a hablar de un equipo que llegó, tocó y manoseó(?) la gloria en la década del 60.
peñarol1966
Esta historia comienza en el año 1958, luego del tricampeonato de Nacional, que era dominador por esos años en Uruguay. Ese año asume la presidencia del club aurinegro Gastón Guelfi, en lo que sería un cambio enorme para la historia del club carbonero. Peñarol contaba con buenos jugadores: William Martínez, Hohberg, Salvador, Borges, a los que sumó para esa temporada a Néstor Goncálves, Luis Cubilla, Santiago Pino y Walter Aguerre. Peñarol llega a la penúltima fecha ante Nacional, igualado en puntos con su máximo rival. El que ganara el clásico, le bastaría un empate en la última fecha para ser campeón. Peñarol ganó el partido en una remontada. A los 31 minutos empató Hohberg y a los 82, García puso el 2 a 1 final. En la ultima fecha, Peñarol empató contra Argentinos Juniors en un tanto por bando ante Defensor, coronándose campeón. Terminó con 24 puntos; en segundo lugar quedó Nacional y Rampla Juniors con 23. Los goleadores de Peñarol fueron Carlos Borges y Elio Montaño con 7 goles, seguidos por Juan Hohberg con 5 goles.


En el año 1959, Peñarol y Nacional terminaron igualados en la primera posición con 26 puntos. Jugaron una final desempate el 20 de marzo de 1960. Por las decisiones de la Confederación Sudamericana de Fútbol, ya no estaba en juego sólo la Copa Uruguaya de 1959, sino que la clasificación para la primer Copa Libertadores de América. Por vieron a señor billetín tener peso en la Federación Uruguaya, el Manya logra incluir en su filas para la final al ecuatoriano Alberto Spencer, Guillermo Pedra y Carlos Linaza, además de cambiar a su técnico; se fue Hugo Bagnulo y llegó al club Roberto Scarone. La final la ganarían con un gol de Luis Cubilla y otro de Carlos Linaza. Aunque más allá de la victoria sobre el histórico rival y la posterior consagración, el partido es recordado por la trifulca que se generó entre los jugadores aurinegros y tricolores, que llevó al juez a expulsar nada menos que a ocho jugadores. De esta forma, Peñarol se convirtió en bicampeón uruguayo, además de clasificarse a la primer Copa. El goleador del carbonero fue Juan Hohberg, con 10 goles.


La llegada de Spencer fue clave para lo que vendría después. Tito Goncalves, peso pesado y leyenda de Peñarol, contaba así la llegada del genial delantero ecuatoriano que marcaría una época en el club aurinegro: “Cuando vino a Peñarol, cobraba y no se defendía. Hasta que un día lo agarré y le dije: `Mirá Alberto, tenés que hacerte acreedor a una falta, que te expulsen una vez, para que todos los defensores uruguayos se enteren que vos también metés de vez en cuando!´.Ese domingo jugábamos con Fénix. Le pedí a Lito Silva que le tirara una pelota larga para dividir, y a Spencer se le fué la mano: metió un planchazo y le rompió ligamentos rodilla a un rival(!). Yo no le había pedido tanto, porque una cosa es meter y otra lesionar. Pero desde ese día lo trataron distinto”.


El año 1960 se presentó como un año atípico hasta entonces, pero que luego sería una costumbre. Debía afrontar la competencia nacional e internacional a la vez. En el Campeonato Uruguayo, el Aurinegro terminó igualado en la primera posición con Cerro, y como el año anterior, debe jugar una final para ver quien es el campeón. Peñarol ganó con autoridad por 3 a 1, con dos goles de Creció y uno de Spencer. De esta forma, Peñarol se consagraba como tricampeón uruguayo. El goleador de Peñarol fue Ángel Cabrera con 14 goles, seguido por Alberto Spencer con 10 goles.


Llegó la hora de la primer Libertadores de la Historia. En la primer fase, el carbonero barrió a Jorge Wilstermann por un global de 8 a 2. En semifinales vencería a San Lorenzo por 2 a 1 en el alargue del partido desempate (habían empatado 1 a 1 en Montevideo y 0 a 0 en Buenos Aires) y en la final derrotó a Olimpia por 2 a 1 en el global. En la primer Intercontinental cayó ante el Real Madrid tras empatar en Montevideo y comerse 5 goles en Madrid. No suena raro teniendo en cuenta los nenes que integraban el plantel: cracks de la calidad de Di Stéfano y Puskas, un gran puntero como Gento y uno de los mejores defensores de la historia como Santamaría.
penarol1961
En el año 1961, llegaron a Peñarol el Pepe Sacía y Juan Joya. Ganan el clásico 1 a 0 con gol de Spencer, quitándole el invicto a su archienemigo(?). Finaliza el campeonato 3 puntos arriba del Bolso y se consagra Tetracampeón Uruguayo. En la Copa, la primer fase Peñarol enfrentó a Universitario y lo eliminó con un marcador global de 5 a 2. En semifinales se cruzó con Olimpia y lo venció por la misma diferencia. Ya en la final su rival era el difícil equipo brasileño, Palmeiras. En la ida, jugada en Montevideo ganó el local por a 1 a 0 (gol de Spencer) y en la vuelta disputada en San Pablo empataron 1 a 1 (Sasía para los charrúas, Nardo para los locales) y el conjunto oriental se quedó con la Copa.


En la Intercontinental se cruzaron con el Benfica de Eusebio. Perdieron en Portugal y ganaron como locales, lo que produjo un tercer partido, en el Centenario, en otro claro triunfo de la dirigencia más pilla(?) de esa época. Como la lógica de esos tiempos marcaba, Peñarol se llevó el triunfo gracias a dos goles de Sasía contra uno de Eusebio.


Era un equipo que mezclaba oficio y calidad y que dejó multitud de partidos y anécdotas para el recuerdo. Una de ellas la narrá así el gran Elio Montaño: “Peñarol era un gran equipo, agarrábamos a los chicos en Montevideo y ya en el primer tiempo nos poníamos tres, cuatro o cinco a cero. Entonces, en la cancha embromábamos. Una tarde en el Centenario contra Rampla Juniors un defensor de ellos me tiró al suelo con una patada terrible y yo corté una mata de pasto, me paré y le digo ¡Tomá caballo, comé! El árbitro se cagaba de risa…”


En el año 1962, Peñarol llega al clásico de la primera rueda luego de haber perdido la final de la Copa Libertadores de América ante el Santos de Pelé. El 27 de diciembre, Peñarol enfrentaba a Nacional, y si ganaba, salía campeón. Con un gol de Joya y otro de Spencer, venció a Nacional logrando así el tan ansiado Quinquenio de Oro.


En el año 1963, cortando el posible sextenio de Peñarol, Nacional se consagra Campeón Uruguayo. El Carbonero vuelve por sus fueros en el 1964. Para 1965, el Aurinegro logra la contratación del arquero Ladislao Mazurkiewicz, hijo de inmigrantes polacos. Llegó para ser suplente de Luis Maidana, pero terminaría siendo titular y figura. En este equipo estaban, además de Mazurka: Héctor Silva (Danubio), el atacante argentino Miguel Reznik, el brasileño Milton Días, entre otros. Peñarol logró el Campeonato Uruguayo de 1965 en el Estadio Luis Tróccoli, ante el local Cerro. En 1966, el campeón fue Nacional. Pero fue el año de gloria para los Manyas, logra la Copa Libertadores de América y la Copa Intercontinental.


Fue la primer edición de la Copa que participaron por primera vez los subcampeones de cada país, por lo cual el número de participantes y de partidos aumentó considerablemente. En la primera fase el aurinegro formaba parte del Grupo 3, que también integraban Nacional, Jorge Wilstermann y Deportivo Municipal de Bolivia y Emelec y 9 de Octubre de Ecuador. El conjunto charrúa avanzó de fase gracias a 8 victorias y sólo 2 derrotas.
Luego de esa instancia se disputaban las semifinales, en las que había dos grupos: uno de cuatro equipos y otro de tres. Esos clasificados salían de los dos mejores de cada uno de los grupos de la Primera Fase más Independiente que se sumaba recién en esta instancia por ser el campeón de la edición anterior. Peñarol formó parte del grupo B, junto con Nacional nuevamente y la Universidad Católica de Chile. Avanzó a la final luego de ganar 3 partidos y perder el restante. El rival de los uruguayos fue River Plate y en la ida jugada en Montevideo fue el local el que se impuso por 2 a 0. Cuatro días después se jugó la vuelta en el Monumental y fue el Millo el que ganó, por 3 a 2, lo cual hizo que tuviera que jugarse una tercer final. La historia es muy conocida, River ganando 2 a 0 en el entretiempo y pecheada mediante, le dieron vuelta el partido, bla bla bla, TTPP(?).


Quizás ese fue el mejor equipo de la historia de Peñarol. Era dirigido por Roque Máspoli, el arquero era Mazurkiewicz, considerado por muchos el mejor arquero de la historia en Sudamérica; de líbero, Lezcano, excepcional zaguero paraguayo, los stoppers eran el capitán Goncalvez y Nelson Diaz; el lateral derecho: Pablo Forlan (Padre de Diego, otorgaba constante subida por la banda), y por la izquierda el rústico Omar Cacho Caetano.
En la mitad había dos tipos que se complementaban de maravillas: Julio Cortéz, un raspador, hacía el trabajo sucio, pero pasaba bien la pelota y Pedro Rocha, el crack de Peñarol de los 60, que podía jugar de cualquier cosa, tenía un cañón en el pie derecho, buen cabezazo, dribling, goleador, buen pasador, figura del Sao Paulo en los 70, y jugó como titular en los mundiales de 62, 66 y 70 para la Celeste.
Arriba jugaba unos nenes: de extremo derecho estaba Julio Cesar Abbadie, excepcional puntero, gran zancada, dribbling, que había vuelto de Italia a Peñarol en el 62 ya con 32 años, y se convirtió en figura del equipo, en el 66 ayudaba en la marca, armaba juego y lanzaba en ataque a Forlan; de wing izquierdo: Juan Joya, que era gran puntero, goleador, también muy bueno por arriba y gran contragolpeador.
El centrodelantero era el carismático Alberto Spencer: Máximo goleador histórico de la Copa Libertadores, una pantera negra corriendo y saltando (asombran las fotos en la distancia que le sacaba a los zagueros en el salto) potente cabezazo, temible goleador, demoledor de contragolpe. Afuera de la cancha es caracterizado como gran persona por todos quienes los trataron, fue Cónsul de Ecuador en Uruguay hasta su muerte. Además, fue junto a Goncalvez los únicos que ganaron las 3 Libertadores. Para más datos de este nueve bestial ir a este homenaje del señor Picotto


El partido de ida se jugó en el Estadio Centenario, en Montevideo, el 12 de octubre. Y aquel día aparecería en todo su esplendor el histórico goleador ecuatoriano, para marcar los dos goles del juego con los cuales su equipo, se impuso por 2 a 0. La vuelta se disputó catorce días después en el Santiago Bernabeu, de Madrid y nuevamente vencieron los uruguayos por 2 a 0 gracias a las anotaciones de Rocha y nuevamente Spencer.


1966-peñarol-finaldelmundo


En 1967/1968, Peñarol sería bicampeón nuevamente, recibiendo solo 11 goles entre los dos torneos. En el campeonato del 68 se produjo otro hecho histórico: a los 15 minutos del partido ante River Plate, se detiene el partido para saludar al gran Mazurkiewicz, que batía el record de histórico de minutos sin recibir goles. En el minuto 15 de ese partido, llegaba al record de 923 minutos invicto, luego extendidos a 985, cuando Ramón Silva le convirtió un gol, cosa que parecía imposible, el conjunto manya no perdería ningún partido por Campeonato Uruguayo entre el 28 de agosto de 1966 y el 14 de septiembre de 1969, un total de 56 partidos invicto.


Posteriormente en 1969 Peñarol se coronó Campeón de Campeones Intercontinentales de América al ganar la Supercopa, un torneo en el que participaron Racing Club de Avellaneda, Estudiantes de la Plata y el Santos de Pelé. El partido definitorio se jugó en Argentina frente a Estudiantes de la Plata, en donde Peñarol remontaría un marcador adverso con dos goles de Pedro Rocha. Una hazaña aurinegra más se concretaba. Este sería el broche de oro a este capítulo enorme de la Historia de uno de los clubes más grossos de Sudamérica.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar