Fandom

Redópedia Wiki

Grandes Dinastías V

901páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Compartir

Grandes Dinastías Capítulo V: El Dinamo del fútbol total Editar

Por Pitti Severini

Vamos a repasar la historia de uno de los clubes de futbol más importantes de la URSS y sobre todo, descubrir al técnico que cambió el curso de este deporte para siempre.


Dinamo Kiev
El Dinamo de Kiev es, sin dudas, el club más grande de Ucrania, que desde su independencia en 1992 ha ganado 13 títulos domésticos, 11 de ellos consecutivos. En otro momento es posible que hablemos de ellos, pero ahora vamos a retrotraernos mucho más.


Este club lo fundó la Policía Secreta Sovietica de manera informal en el año 1923 y la práctica activa de futbol comenzó unos años después, en el año 27. En ese momento jugaban los mejores valores de la policía y de a poco se fueron sumando jugadores civiles de la ciudad. El equipo empezó a ganar partidos y con ello, popularidad. Sus futbolistas eran de los mejores de la URSS pero se iban a jugar a los principales equipos de Moscú y de Rusia en general. Pese a esto en el 61 el Dinamo conseguiría su primer liga, todo un verdadero acontecimiento.


La historia que nos trae hoy, tiene un nombre clave: Victor Maslov.


Un equipo mediopelo de la capital sovietica, se hizo de los servicios de nuestro heroe: el Torpedo FC, después de que se vaya quien era su técnico, Konstantin Beskov. Ex futbolista del club, Maslov, ya había dirigido el equipo en dos etapas: un ciclo de 3 años después de la Segunda Guerra Mundial, donde llegaría a disputar la final de la Copa Sovietica, y 2 años después en un segundo ciclo donde se sacaría la espina y se llevaría la Copa. El objetivo estaba claro: cumplir un antiguo sueño y conseguir por fin con el título de campeón dela Primera División Soviética.


En el primer año el Torpedo quedó subcampeón de la Liga y semifinalista de la Copa: dos campañas más tarde, en 1960, el equipo hizo doblete, ganando Copa y Liga. Se cumplía un viejo anhelo. El año siguiente la cebollitiaría(?) toda, saliendo segundo en las dos competencias. Enseguida los grandes sovieticos saquearían al Torpedo de sus mejores jugadores. Maslov se iría al SKA Rostov-na-Donu primero, y después, en un pase fundamental para la historia del fútbol soviético y de este post(?), al Dínamo de Kíev.


Será en el equipo ucraniano donde Maslov desplegará realmente sus ideas, que poco a poco había ido desarrollando en sus anteriores experiencias como entrenador. Llegó a Kiev en 1964, y pondría a esta ciudad como centro futbolístico de toda la Unión Soviética; gracias a la rosca con el Partido Comunista, Maslov podía conseguir ventajas que le permitían atraer a los mejores jugadores de Ucrania. Y usar sus ideas totalmente revolucionarias. Inicialmente, Maslov se dio cuenta de que el 4-2-4 que usaban todos los equipos hasta el momento era deficitario en el sector de la cancha que el creía que se ganaban los partidos: el centro del campo. Entonces resolvió retrasar los extremos y ponerlos en la misma línea que los centrocampistas. Qué salió de eso: el 4-4-2.


Maslov no se quedó ahí. El técnico soviético detestaba la marca individual (para él, esta forma de defender “humillaba, insultaba y oprimía moralmente” a quienes debían realizarlo) y creía que mediante la práctica y orden táctico se podía disponer de superioridad numérica en cualquier sitio del campo. Maslov implementó en el Dinamo lo que Zezé Moreira había difundido con su Brasil en el Mundial de Suecia: la marca zonal.


Así comenzó la era de la presión. Nunca un equipo había intentado extender la defensa en todo el campo. Las actitudes hasta entonces eran netamente reactivas. Se esperaba que el rival pase la mitad de la cancha para empezar a correr cada uno a su marca. Este tipo cambió para siempre este paradigma. La pelota se recuperaba más cerca del arco rival y gracias a la estupenda forma física de sus jugadores aparecían entre 6 o 7 jugadores en ataque.


El jugador clave para este tipo de juego era Vasyl Turyanchyk, que salía y se llevaba a sus compañeros hacia arriba, era un perro de caza, gracias a él y a un gran orden táctico, el Dínamo lograba aparecer en todos los sectores de la cancha. El equipo transmitía una sensación de superioridad numérica en cada pedazo de la cancha, que agobiaba a los contrarios. A esto hay que sumarle el talento de Andriy Biba, el jugador más desequilibrante, el “Bobby Charlton ucraniano” según las crónicas de la época.


Esto se tradujo en campeonatos. En el 66 el equipo arrasó con todo. Salió campeón varias fechas antes y le sacó 9 puntos al segundo. El goleador fue Anatoliy Fyodorovich Byshovets con 19 goles. Byshovets sacaría provecho de las enseñanzas de Maslov, en 1988 fue el entrenador de la URSS cuandó ganó la Medalla de Oro en Seul. Lograrían un doblete al conseguir también la Copa, venciendo en la final al ex equipo de Maslov, el Torpedo.


Uno de los mitos que rodea a esta historia dice que en el Dínamo de Kiev las discusiones tácticas eran multitudinarias, jugadores y entrenador participaban de un enriquecedor debate aunque el viejo Maslov siempre decidía.


Dinamo de Kiev


En el 67 también ganarían el título holgadamente, pero el Dinamo de Moscú dio mucha batalla durante el torneo. La enorme ventaja del equipo ucraniano fue que solo recibió 11 goles en 36 partidos(!) Mario Gomez se moja si lee esto(?). El arquero, Evgeniy Rudakov no laburaba mucho que digamos.


El campeonato siguiente también sería para el Dinamo. Ya con números más normales peleó el campeonato hasta el final con 3 equipos moscovitas: el Dinamo, el Spartak y el Torpedo. En este campeonato ya no estaba el talentoso Biba y su ausencia fue notoria.


Hay que contextualizar lo que significaba que un equipo ucraniano se llevara 3 títulos consecutivos en una liga tan competitiva como la sovietica. Si se mira la plantilla del Dinamo durante estos años eran contados con los dedos de una mano los jugadores que no eran ucranianos, mientras los equipos de Moscú se nutrían con todo el material al este del Muro de Berlin. Lo del Dinamo era una epopeya como ocurrió con estos estos. Tremendo


Las novedades de Maslov no se quedaban ahí: József Szabó, jugador húngaro del Dínamo entre 1959 y 1969, ya apuntaba que “el 4-4-2 que había introducido el «abuelo» era sólo algo formal: durante el partido había un intercambio constante de posiciones, y un defensa podía subir a presionar sin problemas sabiendo que un delantero le cubriría la espalda”. Al que le suene a la Naranja Mecánica no es pura coincidencia.


Maslov estaba siempre un paso adelante. El entrenador ruso previó una tendencia que dura hasta hoy: la reducción del número de delanteros fijos en los esquemas. Maslov explicó una vez que “el fútbol es como un avión: como más aumenta su velocidad, más resistencia encuentra, y la punta debe ser cada vez más aerodinámica”. Maslov creía ya en los sesenta el juego de transiciones y de sistemas con un solo punta que todavía se ven 50 años después.


A partir del 69 el técnico soviético secuestró concentró a muchos jugadores del Dinamo para disputar el Mundial de Mexico 70. Llegaron los malos resultados al no tener los intérpretes que necesitaba para poder desarrollar su juego. Maslov fue despedido en el 70 y así terminaría una de las eras más importantes y menos recordadas del futbol mundial.


Todo esto nos lleva a una pregunta: ¿Conviene ser el pionero de algo grande? ¿O ser el que lo da a conocer?


Desde acá un pequeño homenaje al “Abuelo” del futbol moderno.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar