Fandom

Redópedia Wiki

La refundación más difícil

901páginas en
el wiki
Crear una página
Discusión0 Compartir

La refundación más difícil Editar

Por Fernando Marino

España ganó la Euro, el Chelsea ganó la Champions, el Corinthians ganó la Libertadores, la Juventus fue campeón invicto de la Serie A. Ahora bien… el Pro Vercelli ascendió a la Serie B ¡¿Eh?¡


PV.jpg


Como bien enunciaba el copete, el 10 de junio de este año, el Pro Vercelli se enfrentaba al Carpi, por el repechaje para una plaza en la Serie B italiana, igualando en 0, y ascendiendo automáticamente ¿Pero cómo? ¿Allá usan ventaja deportiva, que empatan y ascienden? No. Primero, allá usan las apuestas (?). Segundo, en el partido de ida había ganado 3 a 1. Ahora ¿Qué tiene de relevante esto? Para el que no conoce, el Pro Vercelli es uno de los clubes más importantes del Calcio, sin (?) ni (!). Y esta es una gran ocasión para conocer un poco su historia.


Corría el año 1892 cuando, a la orilla del Río Sesia, en Vercelli, un pueblito ubicado entre Milan y Turin, en el norte de Italia, un apasionado gimnasta, Domenico Luppi, fundó la Società Ginnastica Pro Vercelli, un centro polideportivo con miras a constituirse en uno de los más importantes de la región.


El bueno de Domenico, fanático de la esgrima, no contaba con la ya establecida popularidad del hoy deporte rey. Es que, cinco años después del nacimiento del club, se creaba la división de fútbol. Inmediatamente, esta disciplina atrajo a muchos entusiastas con aspiraciones a convertirse en reconocidos futbolistas. Tal es así, que ese mismo año, 1903, se logró conformar un equipo que, en agosto, debutaba con un triunfo ante el Forza e Costanza ¿La primera alineación? Visconti I; Giuseppe Servetto, Albertini, Celoria; Biginelli, Novaglio, Negri, Giuseppe Milano I; Marcello Bertinetti, Carlo Servetto y Visconti II. DT: Caruso Lombardi el mencionado Bertinetti, que hacía de jugador y de entrenador.


Luego de disputar varios partidos por la región de Piamonte, en 1906, logra ingresar al círculo de equipos pertenecientes a la Federación Italiana de Fútbol. Arrancarían compitiendo en la Segunda División de la Liga Nacional de Italia. Ese primer año no resultó ser tan bueno, ya que fueron inmediatamente eliminados por el equipo de reservas de la Juventus. Muchos habrán espetado: “Y bueh… están verdes los muchachos…”. Minga! En su segunda temporada, de la mano de Bertinetti, ganan la divisional, y logran el ascenso a la máxima categoría.


En vísperas del debut en la elite del Calcio, muchos habrán dicho: “Veremos… están verdes los muchachos…”. Minga!, mientras experimentaban un dejá vu (?). El Pro Vercelli se carga a todos los equipos de primera, incluidas las potencias del momento (Milan, Torino y Genoa), y se alza con el título de liga. Con menos de cinco años de vida, ya se consagraba como el mejor equipo del fútbol italiano. Aunque muchos lo discuten, eh. Es que la FIF, con el fin de darle exilio a los jugadores extranjeros, armó una liga “exclusivamente nacional”, de la que participó el Pro Vercelli: sus once jugadores eran italianos; y todos nacidos en Vercelli. Paralelamente, se jugó una liga denominada “Federal”, en la que se autorizaba a utilizar jugadores forasteros, y de la que participaron Juventus (campeón) y el Inter, pero que no era la oficial. Los detractores refieren que el equipo piamontés tuvo el culo de evitar a la Vecchia Signora. Giladas (?).


PV1908.jpg
Pro Vercelli campeón 1908


Como para refutar la teoría de la suerte anal (?), el Pro Vercelli volvió a salir campeón al año siguiente, al derrotar en la final (en partido de ida y vuelta) al Milan. Todo esto, bajo la conducción técnica de Giuseppe Milano I. Y estuvo a essssssto (?) de ser tricampeón: finalizó segundo en la temporada 1910, año en el cual cambió por completo el formato de competición: no más grupos seguido de eliminatorias; ahora, todos contra todos, federales contra unitarios (?).


Volviendo a esa temporada, resulta que nuestro querido equipo termina igualado en puntos con el Inter, y van a un partido desempate para dirimir el título. La FIF anuncia la fecha de la final, y resulta que varios jugadores del Pro Vercelli no iban a estar disponibles por estar jugando un torneo entre militares. El Pro Vercelli reclamó el cambio de fecha. El Inter pidió que no se lo concedan, ya que una modificación en el calendario los obligaba a cancelar sus amistosos. La FIF, creyendo que era una táctica para ganar tiempo y recuperar jugadores lesionados, también se ortivó (?), y mantuvo inalterable el calendario. Entonces, el Pro Vercelli, a modo de protesta, presentó un equipo sub-15 (!) ¿Resultado? Inter 10 – Pro Vercelli 3. Y esto no fue todo: la FIF multó a la institución por conducta antideportiva. Todo esto resultó vergonzoso para el club, que aseguraba una persecuta por parte de la Federación, ya que era muy mal visto que un equipo tan chico le quite protagonismo a los más grandes. Además, la gente no gustaba mucho del espectáculo que el equipo brindaba en la cancha: correr, meter, bidonear, pegar. Eran frecuentemente abucheados. Tal era el odio que despertaba, que casi que nació un nuevo equipo sólo para hacerle la contra. Se trata del Casale, que usaba camisetas negras para oponerse hasta en el diseño (el Pro Vercelli usaba casaca blanca).


Los jugadores se juraron recuperar la corona que todos deseaban arrebatarle. El capitán del equipo, Guido Ara (debutó a los 15 años en el club; ganador de 5 campeonatos con los Bianche Casacche), declaró antes de iniciar el campeonato: “Vamos a demostrar que el fútbol no es un deporte para niñas”. Así de calientes salieron a competir. Tan calientes estaban, que ganaron tres campeonatos consecutivos de manera invicta, ganándose el mote de Leoni, por su garra y autoridad, más que por su elegancia. Y tan bien anduvieron que, en 1913, 9 jugadores del Pro Vercelli llegaron a jugar como titulares para la Selección italiana, en un amistoso contra Bélgica. Entre las figuras de ese equipo estaban el susodicho Ara, Pietro Leone (ganador de 5 campeonatos, también) y Carlo Rampini, uno de los goleadores italianos más prolíficos de la época.


PV1911.jpg
Pro Vercelli campeón 1911


El estallido de la Primera Guerra Mundial cortó en seco la cosecha de logros de nuestro querido equipo. Pero a la vuelta, habría más. Pese al retiro de las viejas estrellas, la cantera seguía funcionando, sacando jugadores como Virginio Rosetta (campeón del mundo con Italia, en 1934), de la mano del cual logran una nueva liga: la de 1920/21, al derrotar al Pisa por 2 a 1. Para la temporada siguiente, la FIF sufriría una fractura, yéndose la mayoría de los equipos a la liga de la Confederación Italiana Independiente, entre ellos, el Pro Vercelli, que vuelve a salir campeón, demostrando que no hay formato con qué darle (?). Ése sería el séptimo y último título de la saga. Definitivamente, seguía siendo el equipo sensación. Fue invitado a Brasil, para enfrentarse a equipos como el Botafogo y el Flamengo. También recibió al Liverpool inglés, que andaba de gira por Europa, siendo el único equipo al que no pudo derrotar, al rascarle un empate ¿Hazaña? Meh… (?)


PV1922.jpg
Pro Vercelli campeón 1922. El último en saborear la gloria.


De 1923 a 1925, pelean campeonatos, pero sin poder volver a festejar. Venden a Rosetta a la Juve, simbolizando esta venta un punto de quiebre para la institución y para el fútbol italiano todo ¿Cómo es esto? El sóquer (?) en Italia era amateur. Y el Pro Vercelli obtuvo buena parte de su éxito en base a ese espíritu: atletas que jugaban por amor al deporte, todos nacidos en la ciudad, con una identidad de juego, un sentimiento de pertenencia. Pero bueno, el capitalismo es el capitalismo (?). Apareció el presidente de la Juventus, Edoardo Agnelli, mandamás de la Fiat, puso 50.000 libras, le ofreció un sueldo a Rosetta (que jugaba gratis en Vercelli), y se lo llevó a Turin. Esa transacción produjo la primera herida de muerte al amateurismo. Los equipos importantes empiezan a atraer a los mejores jugadores usando dinero como señuelo.


Y si bien a los Bianche se le complica para mantener un equipo competitivo, siguen dando lucha en la Serie A. El Napoli se lleva a otra de las promesas: Pietro Ferraris, que sería campeón del mundo con Italia, en 1938. En 1929, con tan sólo 16 años, debuta el último gran jugador de las inferiores que, con el tiempo, le daría su nombre al estadio del Pro Vercelli: Silvio Piola. Campeón del mundo con la Azzurra en 1938. Máximo goleador en la historia del Calcio, con 274 goles. Sólo duró 5 temporadas allí, en las que marcó 51 goles en 127 partidos. Y si los Bianche sobrevivieron en primera, fue por los goles de Silvio, que, en una tarde, le clavó 6 pepas a la Fiorentina, llamando la atención de Benito Mussolini. Il Ducce, con 250.000 libras y algunas amenazas y presiones mediante, se lo llevó a su equipo favorito: la Lazio. La partida de la máxima figura fue el principio del fin…


Al año siguiente, en la temporada 1934/36, el Pro Vercelli pierde la categoría. Seis años más tarde, baja a la Serie C. Tras 12 temporadas, con Segunda Guerra Mundial incluida, toca fondo: desciende a la Serie D , la cuarta categoría en ese momento, donde permanece 5 años. Vuelve a la C, en el año 1957, para volver a bajar 3 temporadas más tarde. Luego, es desafiliado, pasando a jugar en categorías regionales (como si fuera el Torneo Argentino). En un año, vuelve a la D, y tras 5 temporadas, sube a la C, donde subsiste 7 inviernos, y desciende a la nueva Serie C2. De la C2, sin escalas a la D, para, en un par de añitos, volver a los campeonatos interregionales. En 1984 llega a la Serie C2, donde se mantendría hasta la temporada 2009/10, rompiendo el récord de participaciones consecutivas en la categoría (16). En el medio de ese interregno, casi deja de existir: el club, para no perder su patrimonio, su siglo de historia, tuvo que fusionarse con otros equipos de la ciudad (el A.S. Trino Calcio, que jugaba en la Serie D, y el P.G.S. Pro Belvedere), y pasa a llamarse Blanquiceleste S.A A.S. Belvedere Pro Vercelli.


ElPiola2.jpg
Imagen del Silvio Piola. Parece que la constructora de Comparada anduvo por ahí (?).


En la 2009/10, se hace una reforma en las categorías de ascenso, creándose la Lega Pro Seconda Divisione. El Pro Vercelli es proscripto, debido a problemas financieros. Pero logra obtener la licencia para participar, gracias a un fideicomiso llevado a cabo por una empresa de la ciudad, lo que le permite juntar los 140.000 euros necesarios para poder ser inscripto. El club es refundado, mutando el nombre a Pro Vercelli 1892. Y es bajo esta denominación que gana la Lega Pro, y vuelve a la Serie C1, luego de 33 años penando en las categorías abajeñas. Y como decíamos, contra todos los pronósticos, corona una gran temporada, finalizando quinto en la general, y clasificando a los playoff; elimina al Taranto en semis, y lo dicho: victoria ante el Carpi en la final. Esto significó la vuelta del Pro Vercelli a la Serie B, luego de 64 años de ignominia futbolística. Desde aquí buscamos dar a conocer su rica historia, remendar su golpeadísima reputación. Por eso, Pro Vercelli, mi buen amigo, esta campaña volveremos a estar contigo…


PV2012.jpg
Equipo actual que llevó al “Leoni” a la Serie B, después de más de 60 años.​​​​​

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar