Fandom

Redópedia Wiki

Out-Carusing Caruso

901páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Compartir

​​​​​

Out-Carusing Caruso Editar

Por Perplatado


¿Cuál de estos señores es mejor vendehumo? Sin dudas, el que se encuentra a la derecha.


El estereotipo del técnico vendehumo se ha constituido en el imaginario popular (?) en la figura de Caruso Lombardi, quien diera su nombre a nuestros Oscarusos. Es ciertamente una figura de gran valor mediático, alguien que da entrevistas siempre y en todas tira alguna frase vendible. Por eso es amado por el periodismo, lo cual genera un círculo vicioso que sólo puede ser frenado con la saturación.


El método Caruso de venta de humo es algo rudimentario. Al tipo le importa más estar expuesto que lo que dice, entonces tira cualquier cosa. Utiliza la fuerza bruta, pero no ha descubierto algunos métodos de marketing que a Cappa le resultan muy útiles.


A diferencia de Caruso, Cappa vende un personaje que tiene un target bien definido. Al exhibirse como fundamentalista de una manera de ver el fútbol, tiene como intención generar la simpatía de quienes promueven esa filosofía, que ya de por sí son divisivos. Cappa complementa ese personaje intentando relacionar ideas políticas con el fútbol, algo fácilmente demostrable como falaz. Pero una parte de la sociedad, en la que se incluye a un porcentaje grande del periodismo, se come todos los amagues de esa índole, y cualquier persona que proclame (sinceramente o no) algo parecido a una idea de izquierda tiende a ser elevada a un pedestal.


El fútbol que quiere Cappa no es de izquierda ni de derecha. Es una manera válida de jugar al fútbol, y cuando sale bien es una de las más atractivas. Pero al personaje Cappa no le alcanza eso, sino que la proclama como única forma válida, la pone como oposición a “los enemigos” y como única opción moral. Codswallop se llama en inglés.


Ojo: esto no significa que Cappa fabrique un personaje para la prensa y en realidad sea otro. Es probable que crea lo que dice. El asunto es que lo que dice no se sostiene ni es coherente, entonces es probable que compre su propio humo.


Es excelente que (según dicen, el que escribe no lo llegó a ver) haya conseguido que Huracán jugara ese fútbol durante el torneo anterior. Tiene mérito. Pero tampoco le alcanza ese logro al personaje, ni haber conseguido con eso el mejor resultado del club en quince años. No, necesita que sea una “revolución”. Sectores que se hacen llamar de izquierda aman ese sustantivo, al igual que el verbo “recuperar”. Otros, de inersección frecuente con los anteriores, aman también el nacionalismo, y Cappa (y otros, no es el único) les extiende una mano al llamar “la nuestra” a esa manera de jugar. Pero hete aquí que no es un estilo exclusivo de Argentina. Tampoco era necesario demostrar que es posible jugar así, ni que ese fútbol está vigente. Hay equipos a los que les va muy bien que juegan a eso, como el Barcelona. Hace un par de semanas la selección española bailó a la argentina con el mismo estilo, que esta gente sigue llamando “la nuestra”.


No se puede tomar con tanta seriedad la manera de jugar al fútbol y al mismo tiempo decir que es un juego y que no debe tener dramatismo. El mero hecho de darle tanta importancia simbólica al juego, que es casi una bandera del menottismo, alimenta las tendencias destructivas de los Bilardos. Si el fútbol no fuera importante, a nadie le importaría ganar a cualquier precio.


Lo que pasa es que jugar como promueve Cappa requiere varios buenos jugadores, algo difícil de conseguir en el fútbol argentino actual, y aún más difícil de sostener en el tiempo (que es lo que le pasó a Huracán). Un equipo que juega “a lo Cappa” (?) sin talento tiende a ser masacrado y pierde rápidamente a su entrenador. Entonces aparecen los que dicen asegurar resultados y preferirlos antes que “jugar bien”, lo cual es otra falacia.


Los técnicos resultadistas tienen una aspiración más modesta que los que (dicen que) sólo quieren jugar bien. Como es más modesta, es también más fácil de alcanzar. Pero hay que ser necio para no aspirar a jugar bien, por el simple hecho de que tiende a ganar el que juega mejor. Sólo que a veces no hay con qué, y es necesario recurrir a otras maneras de sacar al menos empates. También se puede jugar bien sin recurrir al estilo de Cappa o Menotti, está claro, pero es otra cuestión.


El método Cappa, entonces, genera ruido entre los que creen amar el buen fútbol y piensan que está siendo atacado por otros sectores. Esto los lleva a posiciones radicales que Cappa alimenta, y de esa manera quien entró en el juego prefiere ignorar incoherencias, contradicciones y falacias. Cuando las nota las justifica con argumentos bélicos, pensando que lo hace por el bien del fútbol (o peor, por el bien de la sociedad). Y lo ponen de moda, hablan de él, crean un mito artificial que pasa bastante rápido y vuelve a revivir después de un tiempo, cuando algún otro equipo decide contratarlo y Cappa desempolva una vez más su show.

​​​​​

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar