Fandom

Redópedia Wiki

Pongamonon de acuerdo

901páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Compartir

Pongamonon de acuerdo Editar

Por Ernesto

Esta vez te apuntamos a vos, hincha de fútbol (?). A partir del dudoso match entre Quilmes y Racing de la fecha pasada, unos pocos comentarios sobre la moral y buenas costumbres.


cantero cogorno


Partamos de dos bases: Racing jugó bastante mal todo el torneo, la verdad es que este chico Zubeldía jamás encontró darle un sello al equipo, más allá de algunas intervenciones interesantes de los juveniles, que son la mayor promesa que tiene la Academia. Pero, de no mediar intervenciones de Saja, la campaña aún hubiera sido más discreta todavía. Con lo cual estamos queriendo decir que una derrota ante Quilmes era completamente factible, está más que claro. La otra base es que, viendo el partido, y ya con años de ver fútbol en el lomo, cualquiera más o menos se da cuenta cuando un equipo va para atrás, o, por lo menos, no muestra demasiada voluntad en ir a buscar una victoria, o al menos un empate. Bueno, la verdad es que Racing no demostró dicha voluntad, no llegó casi nunca con peligro, ni siquiera se lo vio jugando fuerte ninguna pelota, no demostró interés alguno en torcer la historia, en concreto, no se sintió incómodo con la derrota para nada.


Ahora bien, por más que se dijeran muchas cosas hacia afuera, el hincha de Racing, el genuino, quería perjudicar a Independiente. ¿Por qué? Porque es su rival de toda la vida, porque el Rojo cuando salió campeón Racing se fue a la B, porque la Academia quiere gritarle Independiente que es de la B, o por lo que fuera. En general ningún hincha de Racing veía con malos ojos una derrota siempre y cuando perjudicara a su vecino y no significara nada más que tres puntos menos para ellos. ¿Está mal eso? Y, ponele, éticamente, quizás, quien sabe (?). Pero a todos nos ha pasado que nuestro club fue víctima o victimario en situaciones similares. Está mal ir a menos, contestamos ahora en serio, claro, pero forma parte de este gran quilombo que es el fútbol argentino, con fallas severas estructurales. Por ejemplo, en Primera C, Sacachispas y El Porvenir, que finalmente descendió, ganaron casi todos los últimos partidos de manera milagrosa y por supuesto que hubo y hay sospechas de todo tipo. Pero no es siquiera privativo de acá: el Hoffenheim le ganó nada menos que al Dortmund de visitante, gracias a que le concedieron dos penales faltando 10 minutos y con ello salvó la categoría en la Bundesliga. Y ni que hablar en España con las permanencias del Celta o en la Liga Adelante con lo sucedido con el Murcia. Y hay más casos por todos lados.


Es decir, esto pasa, forma parte de una realidad. En cualquier lugar del planeta, a la hora de los matchs decisivos y cuando uno de los equipos no tiene mayor interés deportivo, listo, se lo compra o intenta comprar. Y dichos clubes, o mejor dicho, sus jugadores y algún que otro cuerpo técnico lo esperan. Forma parte como de una prima, lo que sería un freelance (?), un extra que viene bien y por el cual no hay que esforzarse demasiado. Es más, se paga porque no se esfuercen. Y que en lo posible no se note. Eso es lo que le molesta a los hinchas, y está bien que moleste, porque el caracter mercenario que han adoptado algunos jugadores es bastante reconocible y llena de rechazo al ya de por sí rechazable mundo del fútbol. Pero, con todos los atenuantes mencionados, nos interesa señalar otra cosa. Y es que los hinchas, sabiendo de esta realidad, no podemos jugar a los ofendidos. Si nos vivimos quejando de que todo se mueve por dinero, que los colores quedan a un segundo plano, cuando los jugadores hacen lo que quieren los hinchas, en este caso puntual, Racing perdiendo ante un rival directo de Independiente, no podemos salir cual doñas Rosas de ocasión a poner el grito en el cielo.


Se entiende que el hincha de Independiente esté molesto. Es lógico, está bien. Pero, ¿acaso no le hubieran pedido lo mismo a sus jugadores en la misma situación? Y, no queremos caer en lugares comunes, pero, ¿son estos tres puntos los que condenan al Rojo? Y no, de hecho Racing mismo les dio una mano bárbara ganándoles los 6 puntos a Argentinos Juniors, los 6 a San Martín de San Juan. Está bien el pataleo y en este momento la sensibilidad del hincha Rojo está en su etapa de mayor desarrollo, pero poniendo dos segundos la cabeza en frío, hay que entender el contexto, entender a Racing y jurar una prontísima venganza (?). Deportiva, está claro, deportiva.


No ayuda tampoco Javier Cantero. Se es presidente de un club para que, en momentos de este tipo, dejar al hincha en el ropero y moverse rápido buscando soluciones prontas y favorables. Apuntarle a Racing, decir que fue para atrás, que cobraron para perder, es tirarle nafta al fuego y no ayuda para nada a Independiente en este momento. Listo, pasó, era previsible, es lógico enojarse y salir a gritar. Pero no sirve. Cantero ha hecho todo mal. Fichó mal, sostuvo a Cristian Díaz lo cual fue decisivo para darle el empujón final que el pobre de Brindisi está tratando de evitar, se metió en una guerra fraticida en su propio club levantando banderas que supuestamente llenaron de contagio a muchos desprevenidos que le creyeron, se olvidó del fútbol, cuando volvió al fútbol ya estaba hasta las pelotas, bajó las banderas, claudicó, transó con la AFA. Pero tarde, todo tarde. Tiene la chance matemática está, ayudado por un fixture de Argentinos y San Martín de San Juan que es complicado. Pero Cantero está a destiempo, va a contramano, como cuando declara que Racing fue al bombo. Es la voz cantante, el conductor y termina siendo menos criterioso que Bebote. Se puede descender, todos pueden descender, pero mantengamos un mínimo de dignidad.


Pero dejamos a Independiente y sus problemas, que no es tanto el tema, un poco sí, porque todo esto se vive por la angustiante situación que atraviesa. Nos interesa regular (?) esta cuestión. Quizás debamos entender algo: el índice de rivalidad no lo vamos a bajar, de hecho vamos subiendo la vara fecha tras fecha, torneo a torneo, año a año. El tema es que dicha rivalidad sea una instancia mensurable. Uno puede tener el principio ético y moral de no pedirle jamás a sus jugadores que vayan para atrás, pero hay que saber que uno es hincha de fútbol en tanto no es hincha del otro. La patria será el otro, pero el fútbol no (?). Por lo tanto, un hincha de Independiente es un hincha de Independiente claro, pero también es un no hincha de Racing. Y viceversa. Y así con todos, menos Vélez que no tiene clásico, por eso no es nada (?).


Queremos decir, el perjuicio futbolístico de la contra forma parte del goce futbolístico propio. Y esto es así muchachos, no seamos hipócritas. Podemos decir lo que querramos hacia el afuera, pero en nuestro interior, si soy de River y el Burrito Martínez erra un penal, metes como mínimo un puño, sentis hasta alivio. Si soy de Boca y veo haciendo payasadas a González Pirez en defensa, una sonrisa, también mínimamente metes, una mueca de alegría. Y eso no es ser un sorete de persona (?), forma parte de esto, es lo que está bien, lo esperable, en el hincha genuino, es, incluso, la condición humana. Lo que sí, hay que desconfiar de quienes exageran la indiferencia y sobre todo de quienes exageran el grado de rivalidad también. Aquel que te dice “no me importan lo que hagan ellos, solo quiero que mi equipo gane”, MIENTE (?). Y aquel que no para de poner el ojo en su rival y ya se olvida de qué cuadro es, solo se quedó en la faceta de anti tal, no vale la pena ni ser tenido en cuenta. Por eso, es menester dimensionar el grado de rivalidad, ponerlo el contexto y no pasar esos límites. Ni la hipocresía ni la agresión banal e injustificada. El fútbol siempre da revancha, siempre, hasta a Gimnasia le da revancha (?). En los momentos complicados hay que bancarse la que viene y entender que la mano siempre puede cambiar.

​​​​​

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar