Fandom

Redópedia Wiki

Viva la ficción

901páginas en
el wiki
Crear una página
Discusión0 Compartir

Viva la ficción Editar

Por Federico Mana

Una vez más los consumidores de fútbol nos vemos sorprendidos por disposiciones un tanto alejadas del sentido común, que bajo el pretexto de buscar soluciones inmediatas a problemas coyunturales no hacen más que seguir subestimando a las personas.


norma aleandro


Concepto retorcido si los hay, “ficción” se puede tomar de muchas maneras y adjudicarle cientos de interpretaciones a la vez que juicios morales. A veces fingir es malo, porque se lo considera como una mentira, y a veces es bueno, desde un punto de vista práctico, porque consigue cosas beneficiosas, como todos los penales que le cobraron en su carrera a Guillermo Barros Schelotto por caso. Así pues, si pretendemos buscar una definición que esté a la base de todas las demás posibles, podemos dictaminar a tal categoría como una construcción que presenta el “como sí” de algo. Hagamos “como si” Martín Palermo fuera un buen técnico, hagamos “como si” la hinchada de Boca es una hinchada fiel, hagamos “como si” el fútbol fuera para todos…


Ahora bien, si nos ubicamos en esta definición podemos afirmar que las ficciones están por doquier, enraizadas en lo más profundo de nuestras prácticas sociales cotidianas, en nuestro lenguaje, nuestros pensamientos… En fin, son parte continua de nuestras vidas y es muy difícil pensar que alguna vez no sea así, porque es hipótesis de un servidor (?) sostener que tienen la función específica de ayudar a cubrir el vacío de sentido que emerge con constancia y periódicamente, luego de casi cualquier cambio significativo. Pero más allá de la explicaciones que intentan dar cuenta de su existencia, es menester (?) detenerse en este punto: si bien son inevitables, ello no significa que sean inocentes. Hay ficciones que lo que buscan es aprovechar el vacío para controlar a la “gilada” y retorcer de tal manera las palabras, porque estamos siempre en un plano discursivo, que se presente un sentido de las cosas completamente diferente a la realidad.


almeyda dt
Ficción


Para clarificar esto que se mencionó vayamos a un ejemplo claro, conciso y actual: las soluciones para combatir la violencia en el fútbol. Millones de bytes se han utilizado para intentar explicar el origen de la violencia, sus complicidades, etc., etc., etc. Lo que pretenderemos aquí es meter un post de relleno refritando conceptos de una manera tan estética que parezca algo novedoso (?) es hacer hincapié no en su origen, si no en aquello que se ha planteado como solución o, al menos, paliativo. En los últimos días, dos han sido las opciones para intentar, si bien no erradicar, al menos amainar los desmadres producidos tanto dentro como fuera de las canchas: la primera, descartada ya como opción fue la de evitar el ingreso de parcialidad visitante; la segunda, algo que se cumplirá por lo que parece, es jugar un sólo partido por día en Capital Federal para optimizar recursos.


Este texto no es pretencioso, no se busca aquí postular soluciones utópicas, análisis metafísicos de la violencia o palabras grandilocuentes que nos dejen satisfechos intelectualmente a la hora de contemplar cómo una horda de abochornados se corretea tirando corchazos por ahí. No, yo no lo haré, no los entregaré a la impaciente ansiedad del vicio o la soledad (?). Este post es humilde como Francisco (?), busca simplemente horadar aquellos discursos que no tienen como otra meta más que mentirnos tomándonos por idiotas crédulos.


Prohibir el ingreso de visitantes es una solución ficcional: ya se hizo en las categorías de ascenso y claramente la violencia siguió existiendo, pero no vamos a ahondar más sobre un tema que parece, al menos por el momento, cerrado. Lo que más nos llama la atención, son las declaraciones de días atrás del secretario de seguridad de La Nación, Sergio Berni en donde dejó en claro las medidas que se van a tomar a partir de la fecha 7 en CABA:

Hemos solicitado que los partidos que se juegan en Capital no sean más de uno por día, porque usted calcule que este fin de semana hemos destinado mas de 7.000 policías que hemos tenido que sacar de la calle para controlar un grupo minúsculo, que sabemos que son delincuentes y no hinchas.

Hay algo en lo que el funcionario tiene razón: disponer de 7000 policías para el fútbol es una exageración. Más allá de si el problema de la inseguridad se arregla con más policías, afirmación que pensamos es falsa, lo cierto es que visto aunque sea desde la gestión de recursos es un despropósito. Pero lo que nos llama la atención es la conciencia plena de la delincuencia inmersa en las facciones de los clubes y la afirmación implícita de que no se tiene el poder, o no se lo quiere tener, para erradicarlas. Y aquí hay una ficción: “hagamos como si el sistema fuera autónomo e independiente y nosotros no tenemos la capacidad de poder cambiarlo, entonces lo mejor que podemos hacer es postular soluciones que tiendan a su progresiva mejoría”.


Pero el Berni (?) no se detuvo ahí, ya que prosiguió diciendo:

Esto se va a terminar cuando vayamos al hueso y en ese sentido estamos trabajando y aportando las pruebas para llevar la investigación que demuestra la convivencia que existe entre los barrabravas, la delincuencia, la droga y todos los negocios que se generan detrás del fútbol.

Descubriste la pólvora papu. La convivencia está demostrada hace rato, aunque no se reduce sólo a la delincuencia y la droga, si no también al apoyo político que muchas veces prestan estos grupos actuando como una verdadera fuerza de choque impune. Que se está “trabajando” es una ficción, porque el problema existe hace años y nunca se lo frenó por falta más de voluntad que de ideas. Hay gente a la que le sirve y mucho la violencia y hay que frenar a esa gente también para detener esta locura. Pero por supuesto, es más fácil hacer como si se hiciera algo, dictaminar un nuevo cronograma que por supuesto al cambiar notablemente la programación, denotará una modificación importante que alguno podrá creer como una acción dispuesta a frenar la violencia, pero no hará que los dispositivos de seguridad sean más efectivos de ninguna manera, preguntémonos si no quiénes son los que hacen esperar por horas a la gente en condiciones vacunas mientras que deja que un sector particular entre libremente al estadio con controles mínimos o nulos.


sergio berni
Sergio Berni trae soluciones


¿Va a solucionar algo esta nueva disposición? ¿Se van a dejar de dar hechos de violencia? ¿Los dispositivos de seguridad serán más eficientes? Creemos que la única respuesta a todas estas preguntas es no, porque lo que busca en sí este accionar es en realidad mostrar que se está haciendo algo, correr el foco, dar sensación de responsabilidad, cubrir en cierta forma el vacío de acciones concretas para erradicar de lleno la violencia en el fútbol y en toda la sociedad. Probablemente sea imposible eliminar a las ficciones, pero eso no significa que debamos aceptar todas y que no pretendamos desarticular aquellas que nos afectan ostensiblemente.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar